Contacto | Usuarios registrados | English
Asesor de localización | Ingeniero | Especialista en HTA | Diseñador y gestor de sitios web | Formador de localización | Traductor autónomo
Licenciatura en Traducción e Interpretación | Diploma de postgrado en localización de software | Consultor experto en Internet y comercio electrónico | Otros cursos
Ingeniería de localización | Ingeniería de sonido | Traducción asistida por ordenador | Desarrollo web | Maquetación textual | Diseño gráfico
  Aitor Medrano
L10n - Localización

Introducción a la localización

¿De qué va todo esto? Con la cantidad de términos que terminan en -ción, puede resultar un poco difícil aclararse. Sin embargo, todos hacen referencia a conceptos y procesos bien distintos. Para empezar, estas son las definiciones de localización, internacionalización y globalización según la Localisation Industry Standards Association (LISA).

 

Localización
El proceso de localización consiste en adaptar un producto para adecuarlo a las necesidades lingüísticas y culturales del país, región o idioma donde se pretender comercializar y usar. Para hacer posible la distribución de un producto en otros mercados, el proceso de localización requiere otras tareas además de la traducción. Son necesarios amplios conocimientos sobre el idioma, las peculiaridades culturales, las connotaciones lingüísticas y otros aspectos para conseguir que el producto realice las mismas funciones tanto en el mercado local como en el extranjero.

Internacionalización
La internacionalización es el proceso de diseñar un producto de forma genérica para que permita usar diversos idiomas y adecuarse a las características culturales sin necesidad de modificar el componente central. Este proceso se lleva a cabo durante la fase de diseño de programación y de desarrollo de la documentación. De este trabajo se suelen encargar los ingenieros de internacionalización, aunque también es frecuente que los redactores técnicos jueguen un papel decisivo en esta fase. Su trabajo consiste en preparar el producto y la documentación para facilitar el proceso de localización. Las pantallas redimesionables, la programación modular y las interfaces flexibles son buenos ejemplos de aspectos de internacionalización. En resumen, un producto bien internacionalizado debe evitar referencias culturales y características que puedan resultar inaceptables o incomprensibles para la cultura de destino.

Globalización
La globalización consiste en el estudio de los aspectos de mercado que afectan a la comercialización internacional de un producto. En el caso de la globalización de productos tecnológicos, se requiere la integración del proceso de localización tras las fases de diseño e internacionalización. La globalización también incluye procesos de marketing, ventas y soporte en el mercado internacional. Este proceso supone un compromiso por parte de los recursos y una gran dedicación para asegurar la comercialización internacional del producto desde las primeras fases de desarrollo. Aunque las estrategias de globalización suelen prevalecer sobre el resto de procesos, en ocasiones también los gestores de proyectos deben involucrarse en la toma de algunas decisiones durante el proceso.

¿L10N, I18N y G11N?
Forma abreviada de escribir "localización", "internacionalización" y "globalización". Estas abreviaturas se utilizan con frecuencia en el sector sobre todo por economía lingüística, pero también y hasta cierto punto, para añadir un tono místico a las actividades. Las cifras 10, 18 y 11 hacen referencia al número de letras entre el primero y el último carácter de cada palabra.

Fuente: http://www.lisa.org/info/faqs.html

 

Localización es mucho más que traducción. De hecho, la traducción es el punto central alrededor del cual se desarrolla el resto de tareas que componen todo el proceso. En general, un proceso de localización típico desde el punto de vista del proveedor de servicios se compone de las siguientes tareas:

Análisis y evaluación del proyecto
Creación de la oferta
Investigación sobre herramientas
Diseño del flujo de trabajo
Ingeniería
Traducción y revisión
Maquetación de textos
Ingeniería inversa
Control de calidad

Para realizar un proyecto de localización con éxito, es necesaria una sólida integración y coordinación de todos estos subprocesos. Por lo general, de eso se ocupa el gestor de proyectos. Ciertos proyectos pueden requerir otras tareas como el doblaje, la compilación o el testeo.

Un proyecto de localización siempre tiene dos caras: el cliente, que desarrolla el producto que se va a localizar, y el proveedor de servicios, que lleva a cabo el proceso de localización. En cada lado deben realizarse una serie de tareas que en última instancia harán posible la comercialización del producto localizado.

Es importante que los clientes integren ciertas pautas de internacionalización en su ciclo de producción para que el proceso de localización resulte más sencillo al proveedor de servicios. Prácticas como evitar incluir elementos localizables en el código de las aplicaciones de software agilizan y hacen más eficaz el proceso, lo que en última instancia supone un beneficio para el cliente. Por su parte, los proveedores de servicios deben diseñar un proceso de localización que se adecúe a las necesidades del cliente y cumpla las expectativas de éste.

Con esta breve introducción espero haber ayudado a comprender mejor la afirmación de que "Localización es mucho más que traducción". Estaré encantado de comentar este y otros temas relacionados. No dudes en escribirme usando el formulario de contacto.

 

 

Logo    Acerca de este sitio | Mapa web | Contacto | © Aitor Medrano 2001-2007